No es una opinión

Daniel Castro Aniyar

Que Hamas es una organización terrorista que sueña islamizar el planeta, destruir al Estado de Israel, sostenida por el terror militar, político y religioso, que promueve abiertamente el odio racista a los judíos y que, para ellos, ninguna religión es buena si no está dominada por el Islam, no es una opinión.

Que, antes de refugiarnos en el Norte, recibí sobre la cabeza de mis hijos, de mi esposa y de la mía propia, solo en nuestro barrio de Ashkelon, no menos de 72 cohetes (es fácil decirlo) con poder mortífero, no es una opinión, es un hecho. Lo saben los 8 millones de habitantes de Israel que han recibido hasta la fecha más de 3000 cohetes (también es fácil decirlo) con el objetivo de matarnos. Uno destruyó un tanque de gasolina y otros han destruido casas y edificios, dejando un saldo de fuego y sangre civil. De hecho muchos escucharon cómo explotaron en el cielo los cohetes que iban rumbo al Reactor Nuclear de Dimona, y que, de no ser detenidos por el Kipat Barzel, hubieran creado un holocausto nuclear en toda la región, incluyendo Jordania, Siria, Líbano, Egipto y, por supuesto, los Territorios Palestinos.

Que Hamas utiliza a su propia población como escudos humanos, es decir, que obligan a los gazaníes a subirse en los edificios para disuadir los ataques israelíes, o que Hamas esconde sus armas en escuelas de niños, en mezquitas, mercados y hospitales, para provocar masacres convenientes, no es una opinión. Es un hecho.

Que el Ejercito Israelí echó humo en los túneles de Hamas y encontró que salía por sitios como cocinas, patios, salas, o en el medio de la alcoba infantil, de las comunas socialistas (kibutz) en territorio israelí, no es una opinión. Uno de los 200 terroristas presos declaró que el plan era matar a mansalva y secuestrar israelíes el día de Año Nuevo judío, es decir en el momento en que todas las familias se reúnen a comer y celebrar. “Los monstruos sí existen” es la frase de un artículo de periódico que cuenta cómo el túnel de Hamas llega al centro de una alcoba infantil.

En este texto no voy a opinar sobre eso. No. Voy a poner evidencias. Porque las hay, y muchas, de hecho, tanto como las que se quieran encontrar.

Lamentablemente, el antiisraelí de oficio, el que saca las fotos de niños palestinos muertos y grita “¿es acaso éste un terrorista???!!”, no le interesan las evidencias. En secreto, y a veces públicamente, reconoce cuál es su verdadera agenda: “La verdad es que Israel no debió existir nunca”, “la verdad es que los judíos tienen que devolverse a Alemania, Polonia, Yemen y Etiopía” o “la verdad es que el terror es el único lenguaje que entienden los judíos, si no, no se irán”.

Por lo tanto, toda el palabrerío de que Hamas quiere liberar a los palestinos de una ocupación (por cierto, Gaza no está ocupada desde el 2004), que el bloqueo militar a Hamas es la causa del conflicto o que Hamas quiere la convivencia, no es más que un cartón escenográfico.

Israel es el único país del globo terráqueo que desde su fundación, un montón de gente lo quiere aniquilar y desaparecer. Primero los árabes hicieron tres guerras perdidas para destruirlo y luego se le sumó una cierta izquierda global la cual, por falta de propuestas al complejo mundo de hoy, se han quedado sin banderas. Israel pasó a ser el mito perfecto: los niños palestinos muertos escudan a Hamas y, emocionalmente, escudan cualquier debate sensato sobre el tema. Muchos no identificarían al Líbano en el mapamundi, pero no importa, hablan con la boca grande. Los niños palestinos muertos son como la imagen de la explotación infantil que describía Marx en Londres, como los afiches de Vietnam, como las canciones de Alí y Quilapayún: Israel al fin mostraría la maldad intrínseca del capital y restauraría la inoperancia, la desunión y el desvarío ideológico de cierta izquierda moderna. Por eso algunos intelectuales de izquierda saben lo que pasa y sueñan la destrucción de Israel, saben que tales escudos humanos existen y saben que acabar con Israel es sumir a los árabes en la tiranía islamo-fascista, pero, aun así, salen a gritar consignas a favor de la OLP ayer, de Hamas y Hezbolá hoy, y me imagino que de Yijad Islámico o Al-Qaeda mañana. De algún modo, quieren vendernos la magia de que el islamismo radical de hoy, serán la Modernidad y el Estado de Derecho de mañana. Realmente lo que sucede es que esa izquierda no ha tenido la creatividad ni el estadismo de ofrecer algo nuevo al mundo.

Aquí dejo algunas buenas evidencias del verdadero papel de Hamas, con el criterio de que “A confesión de partes, relevo de pruebas”:

1. En este video de la TV de Gaza, un oficial de Hamas reconoce que ellos mismos “incentivan” a los palestinos a subirse en los edificios con el fin de disuadir los ataques israelíes. El mismo portavoz reconoce que “ha sido una estrategia eficiente”. Los palestinos saben que hay más posibilidades de que Israel actúe humanitariamente, que si desobedeciesen a Hamas.
http://www.memritv.org/clip/en/4340.htm

En este, un líder de Hamas se congratula de que las mujeres y niños sirven como “escudos humanos”, incluso la llama una “industria”:
http://www.memritv.org/clip/en/1710.htm

2. En este video, traducido al alemán, se ve a la policía de Gaza cogiendo a palos a personas que quieren escapar de los ataques israelíes, o salir de Gaza para peregrinar a la Meca durante el Ramadán. Hamas los necesita como escudos humanos. Está en alemán, pero las imágenes hablan solas.

En éste, la TV finlandesa confirma que Hamas lanza cohetes contra Israel desde el mismo hospital donde estaba la periodista. Usan a los pacientes como escudos humanos.
En español:
http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Principal/59523/

En finlandés (ésta es la fuente con títulos en ingles)

En éste, la propia ACNUR-Palestina denuncia haber encontrado al menos dos veces importante arsenal de guerra escondido en sus escuelas de Gaza. Con ello, Hamas provoca ataques israelíes sobre las escuelas de la ACNUR y sobre sus propios hijos.
http://www.unrwa.org/newsroom/press-releases/unrwa-condemns-placement-rockets-second-time-one-its-schools

3. En estos dos videos de la TV infantil de Gaza, los presentadores (uno de ellos, una niña y dos militantes disfrazados de peluches) incitan abiertamente un discurso sangriento y de odio a los judíos en otros niños.
http://www.memritv.org/clip/en/4265.htm
http://www.memritv.org/clip/en/4286.htm

4. Hamas reconoce con orgullo que lanzaron misiles contra el Reactor Nuclear de Dimona. El Kipat Barzel lo destruyó en el aire:
http://www.jpost.com/Operation-Protective-Edge/Rocket-alert-sirens-sound-in-Zichron-Yaakov-120-km-north-of-Gaza-362087

En el Tehran Times, un periódico pro-iraní, se calculó que, de haber tenido éxito, los misiles hubieran matado 18.000.000 de personas.
http://www.tehrantimes.com/oped/117238-dimona-israels-achilles-heel

5. Aquí Hamas amenaza de muerte a varios periodistas occidentales que habían reportado cómo los usan de escudos humanos. Hamas lanza cohetes desde el hotel donde duermen, los acusa de espías y les amenaza de muerte por el twitter. Aparecen los periodistas con sus nombres y apellidos (inglés).
http://www.jpost.com/Operation-Protective-Edge/Gaza-reporters-tweets-Hamas-using-human-shields-368689

6. Esta es la Carta Fundacional de Hamas, desde Wikipedia, con el link a su fuente original, totalmente vigente, en la que llaman al aniquilamiento de Israel, al aniquilamiento de los judíos y la construcción de una nación islámica desde el Jordán hasta el Mediterráneo. En relación a los judíos dice en su artículo 20 que hay que llamar “… a la acción “por el pueblo como un solo cuerpo” contra “un enemigo vicioso que actúa de manera similar al nazismo, por lo que no hay diferenciación entre el hombre y la mujer, entre niños y ancianos”.

En el artículo 13 dice que “no hay negociación posible, solo la Guerra Santa”. La Carta Fundacional de Hamas, toda, es una declaración de terror.
http://es.wikipedia.org/wiki/Carta_Fundacional_de_Hamás

Muy recientemente un clérigo de Kuwait ratifica esos principios y aconseja a Hamas por TV: 1) que las mujeres amamanten a sus hijos en el odio a los judíos, 2) atacar a objetivos civiles, 3) preferir la muerte a la vida y 4) a suicidarse por “la causa de Alá”. Si así es el sacerdote, imaginen al militar:
http://www.infobae.com/2014/07/25/1583243-el-video-que-demuestra-el-odio-borremos-israel-la-tierra

7. Al final pongo las fotos, tomadas con mi celular, de 4 misiles de Hamas explotados por el Ejercito Israelí en el techo del edificio donde vivo y sobre mi vecindario. El estruendo es tremendo. También hay una foto de la gente tirándose al piso de un tren israelí mientras somos atacados por Hamas. Mi propia esposa aparece en el piso entre las demás personas.

Para nosotros no es una opinión, sino un hecho contundente y grabado en nuestras vidas, que Israel no atacó a Hamas por una semana, mientras les pedía que cesaran sus ataques a la población civil. Fue una semana bajo terror y suspenso. No fue sino después de esa semana que comenzó la guerra.

Es una evidencia la muerte de centenares de centenares de persona en Gaza. Pero también lo es que esos muertos son llevados al matadero por quienes, a falta de moral, les ofrecen un paraíso en el Más Allá.

ataque al tren

tres cohetes en Ben Gurion, ashkelon

cohete sobre beit canada

Anuncios