Cuando de pronto, entró Hitler por la puerta trasera

18447498_10155323252499224_4218989736759947887_n.jpg

A la usanza de los ministros de Pol Pot, Stalin,  la perversa viuda de Mao, Pinochet, Videla y Hitler, Ernesto Villegas, el Ministro de Información de Venezuela convocó a un “I Foro Internacional de Psicología, Violencia y Operaciones Psicológicas”. Es el sueño dorado de Jorge Rodríguez. Es el mismo Villegas PolJak, hijo de la judía que escapó de campos de concentración nazi. Allí acusan a los jóvenes de:

“identidad paradójica constituida por fragmentos contrapuestos donde ese yo, se revela en su narcicismo adolescente, encarnando al héroe de la libertad (que en realidad es el antihéroe) frente a la supuesta dictadura del Gobierno Bolivariano, pero lleva en sus manos y en su morral aquello que lo introduce en una línea que mundialmente lo ubica como terrorista” (http://bit.ly/2swTFly).

Un morral como bien describe en su increíble artículo el psicoanalista Gustavo Zapata (1), tiene una máscara antigas, maalox, trapos, gasa, algodón, alcohol. Pongamos también gasolina y fósforos.

Casi lo mismo que llevaba el morral de Elías Jaua, y mucha de la plana política del gobierno chavista, incluyendo a Maduro. Los conozco de primera mano. Soy de su generación. Yo también estaba allí en 1994, en 1998, con una piedra en la mano, al lado, y sé qué hacían.

Pero ahora sientan las bases para llamar, no solo a los jóvenes, sino al pueblo, sicótico, disociado, alienado, enajenado… algo que le dé a la moral hipócrita del gobierno, llena sangre y narcopetrodólares, el poder de las  leyes más severas, dirigidas al cerebro, prisiones vitalicias, destierros en tu propia tierra. Algo que humille, que use jeringas en contra de la rebelión, que justifique una violación en la cárcel, algo que use camisas de fuerza y garrotes con vocación “terapéutica”.

El mismísimo Maduro, lleno de salud mental y sabiduría, propone unos laboratorios de la paz, de este modo:

“Con 40 muchachos detenidos in fraganti en labores de violencia (…) se pueden incorporar a un plan especial de recuperación de estos primeros 40 muchachos guarimberos para que nos ayuden y el laboratorio de la paz vaya a la búsqueda de estos muchachos”

Es decir, si los delatas ya no eres loco. Terapia CLAP.

¿Cómo pasó algo así? ¿Cómo entraron Hitler, Videla, Stalin, Pinochet a Venezuela, la tierra del Bravo Pueblo? Como en aquella película, Hombre Mirando al Sudeste, le estamos abriendo la puerta del manicomio a Sucre, Urdaneta, Padilla, a Guaicaipuro, Andrés Bello y Bolívar. Sicólogos, sicoanalistas y psiquiatras del gobierno poniéndose al servicio de la muerte, de la agonía moral y sicológica del país.

La historia muestra que un sicólogo o psiquiatra es más peligroso que un médico o un ingeniero nuclear. Los segundos trabajan con cosas objetivas: “hay que amputar su brazo” o “hubo una fisura en Fukushima”. Pero los primeros dicen “Ud. no existe”, “Ud. no es quien dice ser” y, a partir de ese momento, somos confinados al abismo, sin voluntad propia, nos desproveen de nuestra condición de sujeto y, dejamos ser, por tanto sujeto de derechos. Nos ven, nos oyen, pero ya no somos. Y no hay cura conocida para todas esas enfermedades descritas en sus libros. De un psiquiatra pueden salir condenas celestiales, condenas soberbias de hombres vestidos de blanco. Son médicos con “terapias sin cura”, y pocas cosas son tan peligrosas.

Por eso en muchos países, trabajar con la mente lleva más años y licencias que la medicina.

Ahora, el diván está lleno de sangre y Hitler hace su entrada por la puerta trasera.

Daniel Castro Aniyar

(1) http://observacuba.org/un-nuevo-frente-se-ha-abierto-en-la-crisis-venezolana-psicologos-psicoanalistas-y-psiquiatras-se-prestan-para-avalar-una-politica-de-estado-manifiestamente-totalitaria-y-atentatoria-contra-el-derech/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s